sábado, 26 julio 2014

Seguridad de Pesca

E-mail

 

Como una respuesta a los numerosos accidentes que involucran a los pesqueros y a sus tripulantes, la Comisión de Pesca del Centro Naval realizó un estudio cuya finalidad es hacer llegar un llamado de atención a todos los integrantes del sector y en especial a los armadores y a los organismos estatales de control y formación profesional de la pesca.


PescaSe analiza allí la reglamentación internacional y se la compara con la nacional; mediante un análisis de las estadísticas de accidentes ocurridos en los últimos años en aguas nacionales, se expresan cuales son las causas de riesgo y los pilares sobre los cuales trabajar para solucionar este problema. Los factores analizados y, que según dicho trabajo, condicionan primordialmente a la seguridad son:


• La construcción y equipamiento de los buques pesqueros.
• Las condiciones de trabajo a bordo.
• La capacitación y el adiestramiento de las tripulaciones de los buques pesqueros.
• Las condiciones ambientales del Mar Argentino.


Quedaron excluidos del trabajo el análisis del sistema de búsqueda y rescate, de la insalubridad de las embarcaciones e higiene de los tripulantes, del régimen de seguro por lesiones y accidentes y de otros temas conexos, que si bien guardan relación con la seguridad en la pesca y no deberían descuidarse, no resultan factores que, a juicio de los autores, incidan en forma directa sobre la ocurrencia de accidentes, siniestros y naufragios en los buques pesqueros argentinos.


Las conclusiones y acciones recomendadas a las cuales llega el trabajo son básicamente la ratificación de Convenios Internacionales a los cuales el país aun no se ha adherido, la necesidad de contar en el mar con pronósticos meteorológicos de 72 horas para el medio marino que le permitan a los barcos pesqueros tomar las medidas de prevención necesaria, el respeto total por parte de la Industria Naval y armadores a las normas de construcción seguras y el estricto control por parte de la Autoridad de aplicación de todas las construcciones navales pesqueras y de las modificaciones que se realicen.


También, hace hincapié en la capacitación intensiva de las tripulaciones, fijar las responsabilidades de los armadores en el impartir órdenes que pongan en juego la seguridad de los barcos y finalmente propone crear un organismo, público o privado pero con total autonomía, que intervenga en todos los siniestros y accidentes marítimos cumpliendo las funciones de una Junta de Investigación de Accidentes. Esta Junta debería además llevar un historial detallado de los hechos ocurridos en buques pesqueros, de modo de poder hacer correctas evaluaciones de los siniestros y accidentes producidos, efectuar estadísticas y recomendar se adopten las medidas conducentes para evitarlos, entre otras tareas.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos