Consejo 2

Miércoles, 1 Octubre   

Cuando pescamos desde pato o embarcación un embalse, muchas veces los basses y los lucios se encuentran en las partes más someras. Para hacer llegar nuestro señuelo hasta sus posiciones de la forma más discreta, lo mejor es lanzarlo a la misma tierra de la orilla, y, desde allí, hacerlo llegar suavemente al agua.

Pescando con artificiales en agua salada a veces es difícil controlar la tensión de la línea cuando hay mucha mar. Esto es a causa del seno que las olas causan en nuestro hilo. Para controlar dicho seno, es conveniente guiar la puntera de la caña al ritmo del oleaje, como si fuera algo mecánico. De esta forma controlaremos mucho mejor el seno del sedal y la posición de nuestro señuelo en el agua.