Consejo 4

Martes, 7 Octubre   

Para iniciarse en la pesca a cola de rata en la mar, aparte de una buena cabeza lanzadora, lo mejor es cebar el interior de un puerto con miguitas de pan. Una vez hayan acudido los omnipresentes mugílidos, un poquito de foam blanco en nuestro anzuelo (sin muerte a ser posible) será suficiente para que piquen.

Cuando practicamos la pesca al lanzado es conveniente realizar un lance con un peso superior al que empleamos antes de comenzar la jornada y al término de la misma. De esta forma conseguiremos tensar el hilo y dejarlo perfectamente bobinado en el carrete.